Por su propio color, la esmeralda no permite ser separada de la naturaleza porque es sinónimo de vida, no ha sido posible llegar a una ultima clasificación de color, pues son los tonos de color que aún ni los más expertos lo han siquiera propuesto y esa maravilla es lo que hace de la esmeralda colombiana la más bella del mundo, ya que nacen en lugares distantes dentro de una zona especial y única en nuestro país Colombia al occidente del Departamento de Boyacá; donde convergen Muzo, Coscuez, Quipama, Chivor, La Pita, Cunas y otras mas, de donde se extraen nuestras maravillosas esmeraldas con rasgos típicos en cada una de ellas, haciéndolas únicas en el mundo.

Rarezas

(Sobre la piedra emblemática)

Este gran cuarzo con una esmeralda incluida en el, hace en la historia de las esmeraldas una de esas rarezas únicas de la propia naturaleza, por todos sus atributos que a simple vista parecen pocos pero que en su escala de tamaño lo dice todo, única hermosura símbolo de belleza entre todas las gemas, fruto que la madre tierra permitió brotar en esta hermosa región de Colombia.